Hacia un discurso feminista coherente sobre la gestación subrogada

Cabría echar mano de la palabra feministización pero se atraganta un poco. Lo importante es, en todo caso, saber de lo que hablamos. Y hablamos de inspirarnos en las prácticas feministas y de emplear su caja de herramientas para, desde esta óptica, aportar nuevos paradigmas posibles en pos de sociedades más justas y alegres (que no felices). En este sentido, la invitación de Teresa Maldonado es una casilla de partida muy productiva de cara a un debate cada vez menos esquivable:

Sabiendo que no todas las feministas diremos lo mismo (pues buenas somos) deberíamos esforzarnos por esbozar un discurso coherente. Eso permitirá un debate medianamente centrado entre nosotras. Aprovechemos esta ocasión para tenerlo, y no repitamos los errores del debate feminista sobre prostitución. O mejor: intentemos de nuevo ese debate, pero en condiciones, renunciando a la intransigencia del “conmigo o contra mí”. Somos muchas las que estamos hartas. Y además, creemos que hay que hacer política feminista.

La urgencia de un debate amplio sobre gestación subrogada viene impuesta por varios factores principales: el legal, esto es, la extensión de su práctica y la tendencia hacia su regulación en cada vez más países; el económico, ya que se trata de un nuevo nicho de negocio en el terreno de la mercantilización del trabajo reproductivo que la voracidad del mercado neoliberal no va a dejar escapar; el político, pues los partidos reciben presiones de diferentes lobbies y colectivos de votantes potenciales interesados en la regulación; el social, por último, porque cuando la infertilidad, el envejecimiento y la diversidad se convierten en características en auge de los hogares ubicados en el denominado capitalismo occidental avanzado, los deseos de maternidad/paternidad aspiran a convertirse en derechos.

Por rebelarnos a esta urgencia impuesta —e incompatible con el reloj necesariamente lento con el que deberían abordarse las realidades complejas— y, al mismo tiempo, no perder un minuto ante la que se nos echa encima, la peor forma de hincar el diente a la cuestión parece ser aquella que la reduce al perverso dilema de regular o no regular.

Quizá finalmente no quede otra que desembocar ahí (o no), pero de momento merece la pena ampliar el foco y problematizar la cuestión tirando de una caja de herramientas feminista.

La vida en el centro

Declinar esta consigna al caso de la gestación subrogada nos ayuda a no reducir el deseo de maternidad/paternidad insatisfecho a un problema jurídico —limitando la discusión a si este debería alcanzar (o no) el estatus de derecho—, para poder afrontar el problema político que este deseo frustrado realmente señala: la organización de la economía bajo unas reglas capitalistas y patriarcales. Dichas reglas determinan prioridades productivas que atentan en múltiples ocasiones contra las posibilidades reproductivas de la especie humana.

El abanico de prácticas que han derivado en la disminución de la fertilidad humana es, en consecuencia, muy extenso. Tenemos, de entrada, una agricultura que emplea pesticidas y plaguicidas de forma generalizada, con graves consecuencias para la salud en general y para la salud reproductiva en particular. Padecemos además, y sobre todo, un mercado laboral cada vez más enfrentado a las prioridades de la vida, esto es, al reparto de la riqueza, para empezar, pero por supuesto también a la valoración de los trabajos de crianza, de atención a la enfermedad, de fortalecimiento del tejido social o de construcción de espacios de sociabilidad y politización. Del capitalismo industrial heredamos, por un lado, unos tiempos de producción —duración de la jornada laboral, relación tiempo de trabajo/tiempo de vida— completamente ajenos a las necesidades de una sociedad de los cuidados, pero también una división sexual del trabajo que deja en manos […]

8 diciembre, 2017|Blog general, portada, Sobre la marcha|

OPINIÓN

INFORMES

Papeles 005 // Debates Feministas

30 octubre, 2017|Informes, portada|

Papeles DM 004. PODEMOS Y VISTALEGRE II

27 febrero, 2017|Informes, portada|

LA CONTRAPARTE

La Contraparte - Radio VK


BLOGSDM

 

Pablo CarmonaLa TramontanaPablo Carmona

 

Emmanuel rodríguezFin de RégimenEmmanuel Rodríguez

 

Montserrat GalceránDiario de a bordoMontserrat Galcerán

 

Marisa Pérez | Beatriz GarcíaSobre la marchaMarisa Pérez y Beatriz García

 

Mario EspinozaDemocracia CaníbalMario Espinoza

 

Nuria Alabao | Rubén MartínezLa Señora de MargaretNuria Alabao y Rubén Martínez

 

INSTITUTODM

 

El Instituto DM es una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la reflexión, la formación y la creación de opinión. Su objetivo es servir de soporte intelectual y medio de discusión a la ola democrática que se abrió a partir del 15 de mayo de 2011, y principalmente a los experimentos municipalistas que han jalonado la geografía política del Estado español desde mayo de 2015.

Con la idea de favorecer la expansión de la inteligencia y de la organización de este movimiento democrático, el Instituto DM organiza cursos y seminarios, promueve y publica investigaciones y ensayos al tiempo que desarrolla una creciente labor periodística.

La génesis del Instituto así como la trayectoria de muchos de sus miembros esta ligada a la evolución y los trabajos del Observatorio Metropolitano de Madrid y de los movimientos sociales de esta ciudad.

Dirección: Beatriz García Dorado y Emmanuel Rodríguez

Comité científico: Rodrigo Calvo, Pablo Carmona Pascual, Montserrat Galcerán Huguet, Isidro López, Almudena Sanchez Moya.

cursos

publicaciones